Amigos

¡Únete al club más divertido de tu ciudad! Regístrate ahora »

Recordar  
contraseña »

Email:  Contraseña: 

Viaje a la nada

Relación equívoca

 

Hace tiempo que aprendí a poner punto final a aquellas relaciones tóxicas que nos convierten en víctimas y atropellan nuestros intentos de ser felices queriéndonos hacer prisioneros de las mismas.

 

No puedo decir que dicha tarea haya sido fácil, hay que lidiar con muchos fantasmas del pasado: culpas, relaciones hostiles de consanguineidad, advertencias de los progenitores que recuerdan como un mantra que somos una familia unida.

 

Una relación saludable se caracteriza por el respeto, la confianza, la honestidad, la buena comunicación y la habilidad que tiene cada persona para mantener una identidad y personalidad individual. Eso es algo de lo que carecen aquellos quienes solo se acercan para desestabilizar mi vida, intoxicarme con sus  delirantes problemas, utilizando mis recursos,  mi tiempo, y una vez hallada la solución, tirarlo todo por la borda haciendo uso de la mentira como una paradójica forma de agradecimiento.

   

Estoy segura que habrá familias que se adoran, o al menos, no intentan hacerse daño los unos a los otros. Sería un lujo que en mi caso hubiera sido así, pero no he tenido esta soñada suerte. No hago ni una sola recriminación a mis progenitores, ellos hicieron lo que pudieron por mí y tengo una humana deuda de gratitud. Mantuve mis obligaciones morales hacia mis padres hasta el día que murieron. Otra cosa son las relaciones con determinados familiares que han derivado en lamentables episodios.

 

Cuando se admite algo que no funciona bien, solo tiende a empeorar. Los años y la experiencia acumulada me han demostrado que hay que poner límites y defender el propio espacio vital como un derecho inalienable.

 

Llevo toda una vida intentando luchar por ser justa con los demás y conmigo misma, algo que me ha llevado muchas horas de reflexión y quebraderos de cabeza. De todo lo triste y desagradable de estos episodios familiares me quedo con lo positivo: la determinación de vivir sin sobresaltos gratuitos y huir de un territorio minado por el odio, el rencor y el reproche. Este es su habitat natural, donde se utiliza el llanto como arma de seducción, donde no existe amor ni cordura  y la lealtad brilla por su ausencia.

 

Hoy, cierto familiar me ha vuelto a poner a prueba , del modo sangrante que conoce y utiliza. Al parecer, le cuesta admitir que alguien de los suyos es capaz de ser feliz lejos del ignominioso clan y su funesta influencia , pero me ha encontrado firme en mi negativa de entrar de nuevo en la penumbra emocional.

 

Quien no ejercita su evolución, quien no cambia sus hábitos, repite una y mil veces la formula del sometimiento vacuo para ambas partes.

 

Llegó el tiempo, aunque no sea mucho, de ser quien quiero ser y disponer de mi tiempo y emplearlo según mis propios criterios. Llegó el tiempo de liberarse, como de un nefasto lastre, de la expiación de falsas culpas inculcadas sin piedad alguna.

 

Leí hace poco algo que me gustó: Soltar duele mucho, pretender alcanzar lo imposible, duele mucho más.

de Mariana Bellido el 17/02/2018

Comentarios:

Diana25 el 06/04/18 a las 21:31
Me encanta

??

Bosquina el 18/02/18 a las 20:36
Me encanta

En eso me baso a la hora de buscar raciocinio. Creo que mis amigos, la familia elegida, pueden tener en mi una gran aliada. Gracias por tus palabras FRX , las aprecio muchísimo.

FRX el 18/02/18 a las 18:15
Me encanta

Los familiares no los escogemos... nos vienen impuestos. Un fuerte abrazo.

Puntuar:

Escribir comentario:

Recordatorío de eventos:

¡No participas en ninguno de los
próximos eventos!

Apúntate a un evento »

Últimos usuarios registrados:

SissyIT
Flor-867890000
trama
Iveth
Tonysis
sunia
Pao2626
Paolaavila134
Ivanbcn
Necbcn
Carlosalex25
Grisbell2389
Fernando14
Garryon-14
PabloVC
Uxia
Frankcisco
Bolxevic
Jey1806
JohnnyD