Amigos

¡Únete al club más divertido de tu ciudad! Regístrate ahora »

Recordar  
contraseña »

Email:  Contraseña: 

El final del verano

Canción de fin de trimestre

Confío que el mes de agosto haya sido para todos vosotros un mes vacacional y, tanto si habéis viajado como si no, vuestros ánimos estén preparados para recibir el mes de septiembre con el espíritu renovado y las energías a tope, que hay mucho por hacer, mucho por vivir.

 

Hay una característica natural en mí que me obliga a situar en primer plano todo lo maravilloso que la vida me ofrece, aunque, claro está, soy realista y no puedo obviar esas turbulencias negativas que están implícitas en el tránsito de la existencia. Ésta, siempre me recuerda: Nunca te prometí un jardín de rosas. Y a continuación, por respeto a Hannag Green, lo escribo en inglés ya que es el título original de su magnífica novela: I never promise you a rose garden.

 

Es por eso que en este jardín de rosas puede aparecer, de tanto en tanto, algún que otro cardo . No me planteo a priori como voy a eludirlo, no quiero dedicar mi tiempo a elucubrar con posibles conflictos que aún no han nacido. Cuando éstos se presentan, si es que lo hacen, tiendo a resolverlos sin dilación, para volver al tiempo libre y dedicarme a lo importante, a lo saludable, a lo positivo, en definitiva a lo que mueve el motor de mis acciones.

Agradezco a la vida, a los genes, al azar o a cualquier hado desconocido, que me permita seguir viendo siempre los colores que más brillan: Nunca la ausencia de luz.

 

Septiembre es un mes de reencuentro y puesta a punto para el nuevo curso. Tengo amigos que dedican el año planeando el viaje que harán en verano, y empiezan a disfrutarlo desde el primer día, desde la apertura del primer mapa, buscando localizaciones que aún no hayan sido martirizadas del todo por franquicias comerciales. Para ello viajan con mochilas y se las tienen que ingeniar para enlazar aviones, trenes y autocares primitivos, incluso llegan a invertir varios días viajando para disfrutar del más paradisiaco lugar en el otro extremo del mundo.

 

Los hay que disfrutan compartiendo con la familia un hotel super cool mega guay de lujo, teniendo en cuenta que en este caso viajan con niños, en una de las islas de nuestro país. No por eso disfrutan menos, visitando las calas más privilegiadas, haciendo excursiones y degustando la mejor cocina del lugar.

 

Todos y cada uno de ellos regresan con la propuesta vacacional cumplida, con experiencias nuevas que quieren compartir antes de que el ánimo aventurero se diluya al incorporarse de nuevo a sus obligaciones. Por eso, esta semana el teléfono no para de sonar para preguntar que día estamos libres para un encuentro y poder reanudar de nuevo nuestras relaciones, cosa que solo puedo agradecer y celebrar.

 

En agosto, mi pareja, yo, y el ser felino (que ha tenido la generosidad de adoptarnos), no solemos movernos de la ciudad, es una costumbre que cada año reiteramos y no pensamos abandonar. Tiene la ventaja inusual de poder vivir la ciudad en silencio, algo que añade una belleza desconocida además de una paz asombrosa.

 

Al mismo tiempo, Barcelona es un lugar donde, muchos de nuestros amigos que viven fuera del país aprovechan sus vacaciones para visitar a los suyos que viven aquí, como saben de nuestras costumbres, es fantástico poder coincidir con esos amigos que vienen de Lima, Canadá o Londres y organizar una cena juntos, sin prisas y disfrutar de su alegría bajo una de estas noches de luna inmensa sobre el Mediterráneo.

 

Os deseo lo mejor.

de Mariana Bellido el 03/09/2017

Comentarios:

Deja un comentario sobre el post...

Puntuar:

Escribir comentario:

Recordatorío de eventos:

¡No participas en ninguno de los
próximos eventos!

Apúntate a un evento »

Últimos usuarios registrados:

Ale01
Haty
Lunabirky
Soniaa
Ruslvila
miguebr
Kev-93
Jessiaca
Anggi-tatiana
alembcn
titti
loloolol
Iv33
Ojazos-33
MathildeC
Francisco3
Jhon824
Nano23
Pyro
RACH13